HOMILÍA DEL DOMINGO 24º DEL TIEMPO ORDINARIO (11 septiembre 2016)


                   v     Esta es la hora de la sinceridad y de la alegría:
   o   Reconocer lo que somos: pecadores.
   o   No vale ocultar, o negar, o no darle importancia a nuestros pecados.

                   v     Alegría por la misericordia de Dios:
   o   Dios no sólo perdona, sino que de manera afanosa busca al pecador hasta que lo encuentra, corre a su encuentro, le abraza y le besa.
   o   De ahí nuestra alegría por la fiesta que organiza Dios, ya que nos recubre con su amor.

CONVERSATION