JUEVES SANTO 2016

El Jueves Santo. Día del Amor Fraterno.
          Este es el día en que se instituyó la Eucaristía, el sacramento del Cuerpo y la Sangre de Cristo bajo las especies de pan y vino. Cristo tuvo la Última Cena con sus apóstoles y por el gran amor que nos tiene, se quedó con nosotros en la Eucaristía, para guiarnos en el camino de la salvación.
         Todos estamos invitados a celebrar la cena instituida por Jesús. Esta noche santa, Cristo nos deja su Cuerpo y su Sangre. También en este día queda instituido el sacerdocio.

          Jesús nos enseña también en este día y a través del lavatorio de pies a servir con humildad y de corazón a los demás. Este es el mejor camino para seguir a Jesús y para demostrarle nuestra fe en Él. Recordar que esta no es la única vez que Jesús nos habla acerca del servicio. Debemos procurar esta virtud para nuestra vida de todos los días. Vivir como servidores unos de otros.

    Seguidamente en la Oración en el Huerto, reflexionemos con Jesús en lo que sentía en esos momentos: su miedo, la angustia ante la muerte, la tristeza por ser traicionado, su soledad, su compromiso por cumplir la voluntad de Dios, su obediencia a Dios Padre y su confianza en Él. Las virtudes que nos enseña Jesús este día, entre otras, son la obediencia, la generosidad y la humildad.

          Una parte importante a resaltar es la preparación del Monumento para resaltar la Eucaristía y exponerla de una manera solemne para la adoración de los fieles, un momento de adoración y de agradecimiento a Jesús, un acompañar a Jesús en la oración del huerto. Muy importante también la Hora Santa, tiempo de oración al Señor.

          También es el día de la caridad. El objetivo de esto no es llevar a cabo una colecta para los pobres, sino mas bien es el impulso de seguir el ejemplo de Jesús que compartió todo su ser.


CONVERSATION